Imprimir esta página
LunOct24

Tributo a Sir Sigmund Sternberg

Rendimos tributo a Sir Sigmund Sternberg, Z”L, que ha fallecido este 18 de octubre a los 95 años.

Sir Sigmund Sternberg nació en Hungría en una familia judía y emigró a Gran Bretaña en 1939, donde se convirtió en ciudadano británico en 1947.

Fue un pionero del diálogo interreligioso, que siempre será recordado por sus incansables esfuerzos de acercar a las personas entre sí y promocionar el diálogo entre las confesiones. Entre sus éxitos más notables están la relocalización del convento católico inicialmente situado en Auschwitz, y su colaboración en organizar la primera visita papal a una sinagoga en 1986 y en la negociación del reconocimiento oficial del Estado de Israel por el Vaticano.

Imagen3Su trabajo fue ampliamente reconocido y recibió honores tanto de la corona británica como del papado.

Entre uno de sus innumerables méritos, está uno que lo une indefectiblemente al Centro de Estudios Judeo-Cristianos. Fue el presidente del “Interfaith Gold Medallion”, prestigioso premio concedido por la Sternberg Charitable Foundation, Three Faiths Forum (3FF) y el International Council for Christians and Jews (ICCJ).

El propósito del premio es reconocer a todos aquellos que han desarrollado una contribución excepcional a mejorar el entendimiento entre las religiones en todo el mundo, y a aquellos individuos que han ayudado a promover la paz y tolerancia entre personas de diferentes confesiones. Entre quienes han recibido ese premio podemos citar a su santidad San Juan Pablo II, Su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra, Lord Yehudi Menuhin, y en 1989 a la Congregación de Nuestra Señora de Sión por el trabajo realizado en España por Sor Esperanza Mary y Sor Ionel Mihalovici en el campo de las relaciones judeo-cristianas.

La Reina Sofía aceptó entregar ella misma este premio a las dos Hermanas de Sión. Sir Sigmund Sternberg recordó la ley de libertad religiosa aprobada por el parlamento español en 1978.

Como dijo D. Samuel Toledano, Z”L, presente en la celebración, “este acto representa mucho más que un galardón otorgado a la Congregación de Nuestra Señora de Sión; es el reconocimiento oficial de los lazos que unen hoy día más que nunca a judíos y cristianos españoles, lazos históricos, culturales, religiosos que no pudieron borrar ni el tiempo ni los errores a menudo trágicos del pasado, es un reconocimiento cargado de vida y esperanza.”

El Centro de Estudios Judeo-Cristianos se une a las muestras internacionales de condolencias por la pérdida de un icono indudable del diálogo judeo-cristiano. Bendita sea su memoria.